10/4/10

Gastronomía Santa

Pasó la Semana Santa del 2010 y con ella algunos paladares
degustaron de las tradiciones alimenticias de la época.

Lugar: Montelíbano, Córdoba
____________________________________


No importa que tan industrializado este el mundo y la variedad de chocolates empacados que se pueden encontrar en los supermercados, el artesanal chocolate en bolitas* todavía se puede encontrar en algunas tiendas. Esta hecho para reemplazar las bebidas calientes del desayuno, así que cualquiera que sea la primera comida del día durante la semana santa es más rica si esta acompañada del tradicional y contemporáneo chocolate en bolitas. Aunque para aquellos que ayunan desde el domingo de ramos hasta el domingo de resurrección también se puede tomar como media tarde acompañado de galletas.


Lo mejor para los platos fuertes de los almuerzos son los pescados y las comidas de mar, como eso de que no se puede comer carnes rojas durante el jueves y viernes santo. La oferta es tan amplia como su preparación; pescao en viuda, sancocho de bagre, mojarra frita o asada, ceviche de mariscos, camarones al ajillo, paella marinera, filete de róbalo, cazuela de langostinos, pargo, cachama, róbalo, cangrejo, chipi chipi, ostras y hasta el sándwich de atún se vale para respetar la tradición. Y para acompañar ésta proteína lo mejor es el arroz de fríjol de cabecita negra que, por alguna rara razón de esas que se vuelven como leyes populares que nadie cuestiona, todos la cumplen y si se pregunta nadie entienden bien por qué, se prepara más en la semana santa que durante el resto del año.



Para ofrecer a familiares y visitantes un tradicional dulce de semana santa es bueno para darle gusto a las papilas gustativas: dulce de papa, de almendra, de ñame, de yuca, de plátano, de papaya, o de cuanto tubérculo, verdura o fruto sea posible sacarle una preparación exquisita, única y ofrecérsela a los comensales que albergan en el hogar.

Y para no dormir con el estómago vacío o para refrescar también la lengua de las inesperadas visitas lo mejor es ofrecer la cocacola chibchombiana: La chicha**, la chispa de la idiosincrasia colombiana. Un licor llamado también vino de maíz, fruto de las tradiciones indígenas desde los tiempos anteriores de la colonización y que hoy se mantiene vivo para estas fechas a pesar de las prohibición impuesta por el mismo Simón Bolívar y los años de clausura de chicherias desde el famoso bogotazo hasta el año de la apertura económica en Colombia. Aunque menos fermentado que en décadas pasadas y por ello, menos embriagante, la chicha se preserva como una bebida refrescante que acompaña cualquier comida durante la semana santa.


___________________________________________

* Bebida a partir de cacao molido de textura gruesa que una vez aromatizado se amasa en forma de bolas y se guardan en un mismo recipiente sin empaques. Para preparar el chocolate se hace igual que con las pastillas que se venden regularmente.

** Bebida artesanal a partir de la fermentación del grano de maíz que tradicionalmente la tomaban los muiscas durante celebraciones religiosas en vasos de totumas y que con la colonización se expandió su popularidad hasta crear sus propias tiendas llamadas chicherias. Hoy día cuenta con un festival en Bogotá.

4 comentarios:

PADRE RESPONSABLE dijo...

Buen blog!

Anónimo dijo...

corazon resuper tienes mucho talento para la escritura, me llevaste por un momento con todas esas imagenes a la costa y lo tienes a uno metido para ver que es lo que mas viene, me encanto. te mando un abrazo te cuidas mucho

Rosa Elena Sanchez Corena

liliana paola dijo...

Me gusta lo de rescatar las costumbres de nuestra tierra, que la des a conocer y que muchas personas puedan degustarse con la descripción de lo que son las "delicatesen" pueblerinas de la sabana de cordoba.

!Que bien!

liliana paola dijo...

Un pequeño aporte!!
cuantan los abuelos, que la costumbre de hacer dulces en semana santa, se da para contrarrestar el dolor que se vive por la pasion y muerte de nuestro señor Jesucristo.
cuentan los viejos, que antes la semana santa se vivia desde el domingo de ramos con abstinencia de carne, de sexo, de hacer oficios despues del medio dia, de tomar... en fin de pecar... era tan sentida esta tradición religiosa que los dolores debian "endulzarse" de alguna manera y entonces la gente hacia manjares dulces, para con los placeres del estomago, cubrir las dolrencias del alma.
cuando hable nuevamente con mi abuelo, te hago otro pequeño aporte!!